El Agente. Las fuerzas internas I

Los conflictos entre el principal y el agente es un fenómeno estudiado desde los filósofos griegos hasta el día de hoy. Esta relación de carácter contractual, está basada en intereses divergentes entre las partes: principal y agente. Aristóteles y Maquiavelo dejaron evidencia de las fuerzas internas del hombre y su inclinación hacia la maldad y el delito, sobre todo, ante el poder y el dinero.

Las fuerzas internas del hombre lo inclinan hacia lo justo o lo injusto (Aristóteles, 2012). Las fuerzas del delito yacen en algún defecto de entendimiento o bien, errores de razonamiento o captura de las pasiones decía Hobbes (2013 [1651]). Del mismo argumento era Montesquieu (2013 [1748]) al decir que la violación de las leyes se debía a la inteligencia limitada del hombre. Agrega, además, que el hombre crea leyes y normas, las viola y luego las cambia. “Somos presa de mil pasiones” (p.5). En este punto, para Kant (2013 [1785]) la razón humana intenta primero los caminos ilícitos que los caminos de la verdad, donde prima la “peculiar constitución de la naturaleza humana o de las circunstancias contingentes en que se coloca” (p.59). Esto ya había sido observado por Aristóteles (2012), al mencionar que el hombre se compone de dos elementos, a saber: el alma y el cuerpo. “Por eso hay que observar al hombre que está mejor dispuesto en cuerpo y alma, y en él esto resulta evidente. Ya que en los malvados, o de comportamiento vicioso, puede parecer muchas veces que el cuerpo domina al alma, por su disposición vil o contra natural” (p.52).

Es particularmente interesante discurrir el hecho que el problema entre principal y agente no se estudia como tal, en economía (donde se está lidiando con la comprensión de los equilibrios entre los factores que intervienen en el mercado del trabajo, el mercado de bienes y servicios, el mercado del dinero y los precios generales de la economía) y en sociología (donde se está lidiando con la comprensión de las estructuras sociales y los fenómenos de las diferentes instituciones), pero sí se investiga en finanzas corporativas y en derecho penal. Una posible explicación está en el hecho que las finanzas abordan conductas bajo el influjo del dinero y el mercado (Brealey, Myers, & Allen, 2010) y, por otro lado, al influjo de la propiedad y su valor (Demsetz, 1987; Ostrom, 2009; Foss & Foss, 2015). Sin duda, ser propietario de un bien puesto a producir dispondría, de algún modo, de cierta generación de flujo de caja libre, o si se quiere: creación de valor. Un emprendimiento pondrá activos en acción con la esperanza de obtener un beneficio. Sin embargo, en la medida que dicho activo aumenta de tamaño, también aumentará el tamaño del flujo de caja libre, en donde el principal y el agente entrarán en conflicto a causa de dicho influjo de dinero (Jensen, 1986; Williamson, 1987; Harford, Mansi & Maxwell, 2012). En este sentido, se ha establecido que la asimetría de información tiene un efecto sobre el dinero (Akerlof, 1970; Stiglitz & Weiss, 1981), y el dinero, potencialmente, podría conducir a algún tipo de delito (Li, 2010; Darby & Karni, 1973; Yu & Yu, 2012), o bien, enriquecimiento indebido por parte del agente (Chen, Lu & Sougiannis, 2012). Tal vez, esta sea la razón de la existencia de la perfecta información, ya que el tamaño del activo no requiere de agente que administre, basta solo con el principal, es decir, el flujo de caja libre es pequeño y solo representa la renta del principal. Por otra parte, los esfuerzos por modelar los conflictos entre principal y agente, han estado en manos de las disciplinas de la economía de la información (Macho & Pérez, 2005) y de la economía del delito (van Winden, F. A., & Ash, 2012; DeMarzo, P. M., Fishman, M. J., He, Z., & Wang, N. (2012).

Es observable que el conflicto entre principal y agente se produce al momento en que ambos se relacionan con la propiedad y el flujo de caja generado por dicho activo. Ambos elementos, propiedad y flujo de caja, también se encuentran en un espacio acotado. El producto del trabajo del agente es un servicio que el principal contrata, señala Adam Smith (2013 [1776]). Además, dice textual que: “Los salarios corrientes dependen en todos los lugares del contrato que se establece normalmente entre dos partes, cuyos intereses en modo alguno son coincidentes.” (p.110). Esta idea fue ampliamente estudiada por Jensen & Meckling (1976), Eisenhardt (1989), Eichenwald y Richtel (2002) Moohr (2003), Levine (2005), Will, Handelman & Brotherton (2013). A juicio de Jensen (1983), el agente tenderá a incumplir las condiciones pactadas del contrato. Aunque como indica Smith (2013 [1776]) y Nietzsche (2013 [1887]), en ocasiones el incumplimiento viene de parte del contratante. Desde las finanzas conductuales se han evidenciado importantes hallazgos en los procesos de decisiones, particularmente, de los inversores, las que ha ido en contra de una serie de argumentaciones sostenidas por largo tiempo en las finanzas clásicas, siempre desde fuentes psicológicas o educacionales. (De Bondt, Muradoglu, Shefrin & Staikouras, 2008; Statman, 2014; Lodhi, 2014) y no como conflicto entre principal y agente.

Anímate y deja tu comentario al final de este documento.

El eje central en nuestra discusión no radica en explicar o interpretar el fenómeno del conflicto entre principal y agente. Lo que queremos presentar en este documento, son las bases biológicas de este conflicto.

 En este trabajo no nos interesa referirnos a un sinnúmero de expresiones ancestrales y modernas de los aspectos y consecuencias somáticas de este conflicto. Más bien queremos adentrarnos en otras líneas de investigación, también de antaño y modernas, que buscan explicar no lo fenotípico de la conducta estudiada en las ciencias sociales, sino ir al ámbito menos visible, pero –a nuestro juicio- más determinante y explicativo. Queremos revisar las bases biológicas de la moral y sus efectos en la propiedad y la riqueza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: